jueves, 4 de abril de 2013

EL VERDADERO CAMINO A LA GLORIA (I)


“Camino a la gloria” es una conocida película de baloncesto que, probablemente, habréis visto. Para los que no, versa sobre el primer equipo formado mayoritariamente por negros de la NCAA. Narra los grandes problemas que tuvieron debido al imperante racismo de la época en EEUU y su triunfo final, al lograr conquistar el título de campeones de la liga universitaria del país. Es una de las mejores películas que se han hecho sobre baloncesto, al menos bajo mi humilde punto de vista, lo cual me lleva a preguntarme si es realista o no.

Esta investigación me lleva a buscar a los verdaderos jugadores del Texas Western College (ahora University of Texas at El Paso), los verdaderos protagonistas del que ha sido nombrado mejor partido de la historia de la NCAA, la final contra Kentucky.

Empecemos por el mejor jugador del equipo, David Lattin. Lattin nació el 23 de diciembre de 1943 en Houston, Texas. Tras una infancia dura por su color de piel, Lattin llego a los Mainers de la mano de Don Haskins, quién buscaba un pívot que pudiese dominar los tableros. Pese a no ser demasiado alto, 1,98m, Lattin impuso sus 102 Kg bajo los aros para promediar en los dos años que estuvo en la universidad con 14,5 puntos y 9,3 rebotes por partido. En la final llegó a anotar 16 puntos y 9 rebotes, lo que le valió para ser incluido en el tercer equipo All-American. Fue drafteado por los San Francisco Warriors en el puesto 10 de 1967, promediando poco más de 2 puntos en 6 minutos por partido. Traspasado a los Suns, y posteriormente a los Condors (ABA), con los que firmo sus mejores números (12,6 puntos y 6 rebotes), terminaría su carrera deportiva en los Memphis Tams., donde jugó 16 partidos antes de retirarse.

Continuará en siguientes entregas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TU OPINION IMPORTA, COMENTALA!

Real Time Web Analytics